0 Me gustó

Ser quien eres, hacer lo que haces, comentar, participar…

El mejor regalo posible para mí es brindarle a alguien más una razón del por qué es necesaria su presencia en nuestras vidas.

Con frecuencia suelo visitar blogs donde se comenta sobre películas y sagas del pasado que han provocado la felicidad de muchas personas.

Recuerdo una vez que, paseando entre los comentarios, me encontré con una publicación que no parecía involucrar nada específico de acuerdo al cine.

En la publicación una persona describía sus problemas psiquiátricos, su depresión y sus instintos suicidas. Me causó curiosidad que alguien fuera capaz de publicar sus emociones en un blog que mayormente discutía del cine antiguo y especulaba de películas por estrenar.

Pero la alegría que me causó contemplar los comentarios positivos y de aliento de la comunidad en la red me hicieron sentir una emoción de esperanza sobre la bondad de la que pueden ser capaces las personas.

Esta persona que publicó su experiencia finalmente contó que no se quitó la vida ese día porque pensó que si lo hacía no podría ver una película que se estrenaría unos meses más tarde en el cine. Esa película, como pueda ser, le salvó la vida. Aún está vivo.

Para mí no hay mayor regalo que descubrir con palabras sencillas el poder curativo del arte y de las historias. Siempre que existan aquellas personas dispuestas a escuchar, habrá historias para contar.

Lo más fácil para regalar es el agradecimiento y aprecio por lo que los demás hacen en una sociedad; e incluso, los regalos pueden provenir de alguien que no conoces en absoluto.

¿Qué regalo para ti es el más fácil de entregar?

Deja una respuesta