0 Me gustó

Nuestros problemas están resueltos

En momentos difíciles tengo fe en las promesas de Dios, porque por más que no tenga nada para dar, basta con un poco de fe para declarar que toda mala situación es momentánea si somos hijos de Dios, que el siempre nos esta cuidando. Y aunque no lo veamos ahora, nuestros problemas están resueltos, y todo lo bueno que cosechamos y nos lo sacaron, Dios nos lo devolverá multiplicado. Nunca dejo que mi sufrimiento ahoge mi fe.

De nuestra seguidor Evelyn Milagros

Deja una respuesta