0 Me gustó

El miedo como una herramienta.

Proponerse vivir con falta de miedo es, por supuesto, un diseño de vida imposible que niega nuestra realidad como seres humanos.

Tener miedo es perfectamente normal y pretender que es posible aislarlo completamente es inclinarnos por extremos que no necesitamos.

El miedo forma parte de nuestras reacciones desde tiempo inmemorial. Tener miedo ha representado para nosotros, a través de la historia, una de las mayores causas de retroceso y daño personal.

Por ello, lo que debemos entender que es posible es más bien convivir con el miedo. Es importante que aprendamos a vivir al lado de las dudas y la incertidumbre sin permitir que estas últimas alteren o perjudiquen nuestros proyectos de vida.

Por esta razón lo más conveniente es aprender a utilizar el miedo como una herramienta para mejorar y avanzar de manera personal. Si reconocemos todo aquello que nos atemoriza entonces podemos aprender qué es en realidad todo aquello que amamos, anhelamos y apreciamos.

Si efectivamente es el miedo lo que no te deja avanzar entonces revierte la situación y utilízalo para recordarte en todo momento por qué es importante amar y apreciar.

Deja una respuesta