0 Me gustó

Dos formas de servir continuamente

Una manera fácil de servir es sonriendo, parece mentira pero salir con una sonrisa en la boca puede levantarle el ánimo a una persona que no haya amanecido tan bien. La sonrisa se contagia, sonreír continuamente puede ser una obra de servicio para otros pero sobre todo con uno mismo, el cuerpo te agradece mantener una sonrisa cálida se conecta con la alegría.

Otra forma de servir continuamente es bendiciendo. Quien bendice, «bien dice» y siempre que bendecimos rodeamos de amor a otros y a nuestras situaciones.

Sonreír y bendecir dos formas de servir continuamente.

by: Sinahi Margarita Sanchez Theis

Deja una respuesta