Cathy Niezen responder Preguntas con Propósito
1 Me gustó

Como expresar nuestras necesidades en lugar de culpar

Últimamente he estado enfocada en reconocer mis necesidades…  Lo interesante de este concepto es que vino en un momento en que muchas pequeñas cositas me estaban llenando de frustración y no entendía por qué…

Como regla general no soy de culpar a otros, soy de tomar responsabilidad, sin embargo, cuando estoy cansada, la frustración se me nota en la cara, la actitud y el tono; y así quiera tomar responsabilidad en el proceso, con mi lenguaje corporal y a veces palabras, estoy diciendo: «Estas influenciando a que me altere,» mi claridad de expresión facial es una inevitable consecuencia de mi transparencia… La otra parte de la verdad es que no me gusto cuando estoy así… Y como siempre… Le pido a lo mas sabio de Mi que me ayude a resolver el conflicto.

En medio de mis tantos libros y artículos por leer me encontré con las teorías de las necesidades y la importancia de identificarlas para poder expresarlas y hacer nuestras peticiones basadas en ellas.

Leí a Maslow, McClelland’s, y Max-Neff… Y si bien todos hablaban sobre las necesidades y la importancia de satisfacerlas, solo Rosenberg, en un buen pedazo de su teoría, explicaba la importancia de hacer peticiones basadas en ellas. También decía que cuando otros nos hablasen en tono critico, no escuchásemos las palabras literales sino las necesidades sin satisfacer detrás de ellas. Para mi, este fue un concepto revolucionario.

Siendo la curiosidad unos de los atributos mas entretenidos en la vida decidí embarcarme en el experimento de hacer una pausa para preguntarme cuales eran mis necesidades, y en lugar de expresar mi frustración expresar mi necesidad…

¡WOW! ¡Qué regalo! No solo me centré en articular y pedir lo que mi ser/estado requería para sentirse en balance, sino que mi frustración aparente hacia la situación u otra persona se minimizaba o dejaba de existir.

De pronto, deje de culpar con mis expresiones y palabras y empecé a hacer peticiones (ojo, las peticiones tienen que ser peticiones, no demandas.) Lo mas importante es que el enfoque estaba en que cambiara yo y no el resto. Con seguridad empecé a crear mas estabilidad y paz dentro de mi y menos crisis fuera. Si no señalaba culpables cesaban los orígenes de conflicto y malos sentimientos hacia los demás. ¡Un gol de media cancha!

Algunos ejemplos de cómo cambiar palabras de frustración por expresiones de necesidad son:

En lugar de decir: “Me fastidia cuando dejas tus cosas tiradas” podemos expresar nuestra necesidad asi: “Tengo la necesidad de ver la casa en orden para mantener mi paz interior y poder concentrarme en lo importante” luego viene la petición: “¿Podrías recoger tus cosas para contribuir con mi paz interior?”

En lugar de decir: “Estoy molesta porque siempre llegas tarde.” podemos expresar nuestra necesidad asi: “Es importante para mi sentirme respetada y uno de las maneras en que eso sucede es cuando se respeta mi tiempo” luego viene la petición: “¿Podrías asegurarte de llegar temprano para comunicarme que respetas mi tiempo?”

Si les gusto este post, recuerden que estamos creciendo y queremos seguir engrandeciendo nuestra comunidad. Compartan, repartan y denle un “Me Gusta” a nuestra pagina.

 

Deja una respuesta