0 Me gustó

Ahí donde las oportunidades se generan

La fe, agradecer y sonreir. La fe porque es el motor que te impulsa a seguir cada día. Creer cada maňana aún sin haber visto te permite entrar en presencia de Dios y encender el fuego interior para crear en la realidad eso que nace de la certeza, en tu interior, ahí donde las oportunidades se gestan. ¿el resultado? la confianza, la seguridad y un camino con Dios.

Agradecer, porque es la llave de la abundancia ilimitada, cuando se agradece por lo que es y lo que está en camino a ser te estás preparado a recibir más… el universo no conoce de escasez, de carencia entonces agradecer te permite sintonizar en la frecuencia en la que el se maneja y finalmente sonreír, la sonrisa es algo así como la forma en que el alma saluda. Sonríe a quien está enfadado y su alma se conectará con la tuya, al cabo de unos minutos también sonreirá. Podemos hacer de éstas tres cosas hábitos diarios y mejorar con ellas nuestra calidad de vida

De nuestra seguidora Sinahi Margarita Sánchez Theis

Deja una respuesta